jueves, 12 de marzo de 2009

La hija del cardenal

Recorriendo los estantes de mi biblioteca, encontré esta tapa que quizá sea de su agrado. Pertenece a una novela de Félix Guzzoni, traducida al castellano por mi apreciado Manuel Fernández y González. ¿No es digna de Weird Tales? El libro fue impreso en Barcelona en 1903.
.

3 comentarios:

El Abuelito dijo...

¿Que si nos iba a gustar esta portada? ¡Nos encanta, don Carlos! ¡Como las del Coronel Ignotus! ¡Grande!

lauranicastro.blogspot.com dijo...

¡Cuán audaz esta portada si tenemos en cuenta la época y el lugar en que fue publicada! ¡Increíble!

Carlos Abraham dijo...

Quizá fueran más liberales de lo que pensamos. O quizá vendieran la novela a escondidas y bajo el mostrador.

Es posible que este librito amerite una nueva sección: el Museo del Bondage. Hay ejemplos aún más antiguos.